BIENAL DE ARQUITECTURA Y REFLEXION

octubre 4, 2007

bienal.jpg

 

A pocos días de terminar la XV Bienal de Arquitectura, donde se realizaran foros virtuales y presenciales – con temáticas tales como la conectividad de la ciudad, su integración o la vivienda social – nos asiste la sensación de la necesidad que la ciudadanía tiene de discutir respecto de aquellos tópicos.

 En el momento de iniciar los foros virtuales, convocamos a destacadas personalidades del mundo académico y social para iniciar un debate basado en las ideas centrales antes expuestas. En ese contexto, nuestros panelistas generosamente compartieron ideas y reflejaron una visión de los problemas que todos de alguna manera vemos y que otros, desgraciadamente, viven. La respuesta nos sorprendió. Estudiantes, arquitectos, ciudadanos, profesionales o no, comenzaron a exponer sus puntos de vistas enriquecidos por sus propias vivencias, ideas y expectativas. Se entendió al fin que las problemáticas urbanas y de vivienda no son problema de quien se siente afectado o desposeído, o de quienes tienen la responsabilidad social de asistirlos; el problema es de la sociedad toda que exige políticas y soluciones coherentes, coordinadas en forma transversal y multidisciplinaria. Caben algunas preguntas:  ¿Por qué no hemos sido capaces de detectar esto antes y necesitamos de un evento de la magnitud de una Bienal de Arquitectura para enfrentar nuestras ideas? ¿Por qué se llega a acuerdos en un  foro, donde todos entienden respetuosamente los aportes de los otros y asienten frente a la interacción de especialidades? Gran parte de las intervenciones hacen referencia a ello. Muchas de nuestras instituciones, gubernamentales o no, académicas y sociales, generan acciones no concordantes entre sí. Desde el paternalismo hasta la motivación del emprendimiento, desde la asistencia hasta la indiferencia hacia un segmento de la población que requiere ayuda. Por eso es necesaria la reflexión. Por eso es necesario que nos detengamos y elaboremos de una buena vez planes de acción multisectoriales, con optimización de recursos, con una integración de conocimientos que apunten a que cada ciudadano no solo reciba un techo, sino herramientas para surgir desde éste y lo convierta en su hogar.  Pues bien, que la XV Bienal de Arquitectura nos deje una conclusión. Es necesario para nuestra sociedad generar no sólo diálogo respecto de estos problemas, sino acuerdos que nos permitan establecer bases éticas para enfrentarlos con justicia y equidad. Es también necesario que cada actor involucrado se haga parte de este acuerdo social, para lograr que en Chile los ciudadanos tengamos acceso a viviendas y ciudades más justas.   Sin ese acuerdo, nuestro país que exhibe interesantes avances económicos y revela con orgullo la admiración que otros le tienen, no podrá generar Valor Público, pues desconoce un aspecto sagrado, el de velar porque sus propios ciudadanos vivan mejor.    Por último, es necesario que quienes deban definir el cómo hacer realidad este anhelo social visiten  y escuchen a aquellos que son capaces de crear la conciencia y transformarse en la voz de los sin voz, que siguen esperando con precariedad la solución a muchos de sus problemas. Estas letras, al menos, apuestan por aquello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: